sábado, 8 de junio de 2013

Lucha Contra el Cáncer en la Mesa 2



En esta entrada continúo revisando los componentes de la línea defensiva contra el cáncer en la mesa de todos los días.

 

Escudo de Agua y otros Fluidos

El agua no solamente aplaca la sed, también puede protegerle del cáncer de vesícula. El beneficio proviene de que el agua diluye la concentración de los agentes cancerígenos. Además, tomar más fluidos hace que orine con más frecuencia, esto reduce el tiempo que esos agentes permanecen en contacto con los tejidos de la vesícula.

La Metralla de Granos

Los granos contienen varios compuestos fitoquímicos que pueden proteger sus células contra el daño que conduce al cáncer. En el laboratorio estas sustancias reducen el crecimiento y previenen la liberación de sustancias que pueden dañar otras células vecinas. 

La Familia Repollo

Estos vegetales incluyen al brócoli, repollo, coliflor, col de Bruselas, y la col rizada. Estos miembros de la familia del repollo además de hacer una delicia en las ensaladas, poseen componentes que pueden ayudar a su cuerpo a defenderse contra el cáncer de colon, pecho, pulmones, piel y estómago.
 

Vegetales de Hojas Verde Oscuro

Los vegetales de hojas verde oscuro, como las hojas de mostaza, lechuga, col rizada, espinaca y acelga son abundantes en fibra, Folato y carotenoides. Estos nutrientes pueden ayudar a proteger contra el cáncer de boca, laringe, páncreas, pulmón, piel y estómago.

Picante Protector Exótico

Curcumina es el principal ingrediente del picante de la India cúrcuma y un luchador potencial contra el cáncer. Los estudios de laboratorio muestran que puede suprimir la transformación, proliferación y  la invasión de células cancerosas para un gran número de tipos de cáncer.

Los Métodos de Cocción Cuentan

Como cocina la carne puede hacer una diferencia en cuanto al riesgo de exposición al cáncer. Freír, asar y hornear carnes a temperaturas muy altas causa la formación de químicos que pueden incrementar el riesgo de cáncer. Otros métodos de cocinado como guisar, planchar o cocinar al vapor aparentemente producen menos cantidad de esos compuestos. Siempre que coma carne, recuerde acompañar de una buena ensalada.



Arándanos, Fresas y Frambuesas

Contienen un fitoquímico llamado ácido elágico, un antioxidante poderoso que puede combatir el cáncer en varias formas al mismo tiempo, incluyendo desactivando ciertas substancias y reduciendo el crecimiento de células cancerígenas. Acompañe con ellos su avena, cereal frío, yogurt y aún las ensaladas.


El Azúcar colabora con el Enemigo

El azúcar no es considerado un agente cancerígeno, pero puede desplazar otros alimentos ricos en nutrientes que ayudan a la protección contra el cáncer. Al incrementar la cuenta de calorías, contribuye con el sobrepeso y la obesidad. El exceso de peso puede ser un riesgo de cáncer. Las frutas son la alternativa adecuada para esa adicción a lo dulce.

No deje solos a los Suplementos

Las vitaminas y nutrientes provenientes de suplementos nutricionales, pueden proteger contra el cáncer. Pero no los deje solos en esta importante cruzada. Use los suplementos para reforzar los nutrientes que obtiene de los alimentos naturales y no al contrario. Comer una dieta rica en los alimentos sugeridos en estos dos artículos y complementar con una actividad física suficiente para activar el sistema inmunológico le ayudará en la lucha contra el cáncer.

¿Este artículo ha servido de ayuda? De ser así por favor compártalo y coméntelo abajo para que sus semejantes también obtengan el beneficio de estas ideas y las suyas. Manténgase saludable.


 Artículo relacionado: Nuestra Dulce Adicción


 Imágenes, por http://www.freedigitalphotos.net/