domingo, 16 de junio de 2013

Acidez Nocturna 1: Cuanto, Cómo y Cuando Comes



¿Le despierta la acidez en la noche? Las siguientes prácticas le pueden ayudar a evitar esta molesta situación.

Cenar temprano reduce la acidez

Ir a la cama con el estómago lleno, incrementa el riesgo de acidez. Cuando el estómago está lleno, ejerce presión sobre la válvula gástrica, lo que causa la fuga del ácido gástrico hacia el esófago. Así que, coma al menos dos o tres horas antes de ir a dormir para dar al estómago tiempo para vaciarse. Evite también los bocadillos después de la cena.

Mastique chicle

Las investigaciones han mostrado que, masticar chicle sin azúcar y sin menta por 30 minutos después de una comida evita la acidez. Esto se debe a que aumenta la salivación, lo que ayuda a limpiar de acido el esófago.

Evite quedar muy lleno

Comer en exceso es una causa común para la acidez. Es mejor comer porciones más pequeñas con mayor frecuencia. Coma hasta saciar el apetito masticando bien cada bocado, así ayuda a quedar satisfecho con menos comida lo que va a favorecer su control de peso.

Evite postres con chocolate y el cafecito

Estos dos platillos disparan la acidez en algunas personas. Otros detonadores a evitar incluyen frutas cítricas, cebollas, bebidas carbonatadas, y comidas grasosas o picantes. Evite la comida frita, trate más con platillos hervidos o al vapor.

Evite Caramelos

Un caramelo de canela o menta suena agradable al final de la cena. Pero algunas personas pueden experimentar acidez después de hacerlo. Algunos investigadores piensan que los sabores fuertes como la menta, relajan la válvula del estómago, lo que facilita el flujo al contrario de la comida.

Lleve un diario de lo que come

De no estar seguro cuales alimentos detonan su acidez, aprenda a reconocer los alimentos sospechosos llevando un registro de lo que come para la cena. Entonces, el día siguiente anote si tuvo acidez en la noche. Busque patrones que vinculen ciertos alimentos con la indigestión. Trate de evitar esos alimentos por unos días. Luego , añada los alimentos uno cada vez, probando cual le causa los problemas.

No a las copas en la cena

Cualquier tipo de alcohol puede detonar la acidez. Si toma alcohol y tiene reflujo en la noche, trate de eliminar la cerveza o el vino con la cena.

No se ejercite antes de dormir

El ejercicio puede causarle acidez. Evite la actividad física extrema, como correr en bicicleta o hacer sentadillas, antes de ir a la cama. Sin embargo, una caminata ligera después de la cena, dando el tiempo para que la comida se digeste, puede realmente ayudar a prevenir la acidez.

Duerma boca arriba
Dormir boca abajo, ejerce presión sobre el estómago y desplaza los ácidos hacia el esófago. Para mantener el ácido abajo, use la gravedad. Coloque una almohada extra bajo sus hombros para evitar el reflujo. Si esto no es suficiente, coloque bloques de madera bajo el colchón de tal manera que la cabecera de su cama se eleve entre 15 y 20 cm. Dormir sobre su lado izquierdo puede además ayudarle con la digestión. 

Las piyamas ajustadas pueden hacer presión sobre el estómago, aumentando el riesgo de acidez. Evite dormir además con fajas o bandas. 

En la entrada de mañana voy a terminar este tema, examinando las prácticas generales y las prescripciones que le pueden ayudar a lidiar con la acidez nocturna. Comente y comparta lo que considere de utilidad. Manténgase saludable.