viernes, 7 de junio de 2013

Lucha Contra el Cáncer en la Mesa 1



No existe un alimento que por sí sólo pueda reducir su riesgo de cáncer, pero la combinación correcta de alimentos puede hacer una gran diferencia. Este balance debe ser de al menos dos tercios de alimentos vegetales y no más de un tercio de proteína animal, Veamos cuales son las fuerzas disponibles para configurar nuestro ejército de mesa, una herramienta importante en la lucha contra el cáncer.

Los Colores de la Bandera

Las frutas y los vegetales son ricos en nutrientes de combaten el cáncer, y a mayor color, más nutrientes hay. Estos alimentos pueden ayudar a bajar su riesgo en una segunda forma, ayudándole a alcanzar y mantener su peso corporal saludable. Llevar sobrepeso incrementa el riesgo de varios cáncer como el de colon, esófago, y del riñón. Procure al menos de cinco servicios al día, preparados en forma saludable.

Desayuno, Primero en la línea

El Folato es una vitamina B que puede ayudar a proteger contra el cáncer de colon, recto y pecho. Puede hallarlo en abundancia la mesa del desayuno. Cereales fortificados y productos integrales  como el batido de proteínas Herbalife son buenas fuentes de Folato.  También el jugo de naranja, melón y fresas

Más Fuentes de Folato

Otros alimentos que son Fuentes de folato son los espárragos y los huevos. Se halla también en el hígado de pollo, granos, semillas de girasol, y los vegetales de hojas verdes como la espinaca o la lechuga romana. Las fuentes de Folato o vitamina B pueden ser también del tipo suplementario (tabletas)
 

Chao Delicateses

Un pepito o perrocaliente ocasionales en algún parque probablemente no le van a dañar, pero eliminar las carnes procesadas como el salchichón, jamón, y las salchichas puede ayudarle a reducir su riesgo de cáncer de colon y estómago. Además, comer carnes que han sido preservadas por ahumado o con sal eleva su exposición a agentes que potencialmente pueden producir cáncer.


Tomates Luchadores

Sea el licopeno, pigmento que da al tomate su color rojo, o algo más no está claro, pero algunos estudios han vinculado el comer tomates con la reducción del riesgo de cáncer, incluyendo el cáncer de próstata. Los estudios además sugieren que los productos procesados del tomate como jugos y pasta incrementan su potencial benéfico.

Té Verde, El Anticáncer

Aunque la evidencia aún está en estudio, el te verde puede ser un fuerte luchador anticáncer debido a su poder antioxidante. En los estudios de laboratorio ha reducido o prevenido el desarrollo de cáncer en células de colon, hígado, pecho, y próstata. También ha tenido un efecto similar en tejido pulmonar y de piel. En algunos estudios a largo plazo, este té fue asociado a la reducción de riesgos de cáncer en la vesícula, el estómago, y el páncreas.

Uvas

Las uvas y su jugo, especialmente las uvas púrpura y rojas, contienen resveratrol, el cual tiene unas fuertes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. En los estudios de laboratorio, ha prevenido el tipo de daño que detona el proceso de cáncer en las células. No hay suficiente evidencia para decir aún que comer uvas o tomar jugo de uvas o vino puede prevenir o tratar el cáncer.

Limite el Alcohol

Los cánceres de boca, garganta, laringe, esófago, hígado y pecho están todos vinculados con beber alcohol. El alcohol puede aumentar el riesgo de cáncer de colon y recto. En general la ingesta alcohólica saludable está limitada a un trago para las damas y dos para los hombres, pero aún representa un alto potencial si la costumbre coexiste con otros factores de riesgo.
En la próxima entrada vamos a terminar de conformar estas fuerzas que nos van a ayudar en la lucha contra este flagelo de la humanidad. Comparta y comente el contenido si le resulta de utilidad para Ud. y su familia. Manténgase saludable

Imágenes, por http://www.freedigitalphotos.net/