miércoles, 8 de mayo de 2013

Cauchitos I: Origen y Problemas del Exceso de Grasa Abdominal



El exceso de acumulación de la grasa en el abdomen, que en Venezuela recibe el jocoso nombre de “cauchitos”, entraña más peligros que en cualquier otra parte del cuerpo. Sus genes pueden contribuir para que desarrolle sobrepeso y ayudar a determinar dónde se va almacenar la grasa extra, pero son las opciones equivocadas en cuanto al estilo de vida las que comúnmente empeoran la situación.

Comer alimentos altos en grasa no ayuda, pero es el exceso de calorías de cualquier tipo lo que incrementa la grasa abdominal. No existe una causa simple de su origen: La genética,  la dieta, la edad, y el estilo de vida, intervienen en su desarrollo. Cambiar los hábitos alimenticios puede ayudarle a pelear la batalla del cauchito y combatir la grasa abdominal: lea las etiquetas, reduzca las grasas saturadas, incremente la cantidad de frutas y vegetales que come, y controle o reduzca sus porciones.

En general, los hombres tienden a almacenar más grasa abdominal que las mujeres, gracias a las diferencias hormonales. Antes de los 40, las mujeres tienden a almacenar más grasa en las piernas, brazos y los glúteos. Después de los 40, como los niveles de estrógeno bajan, la grasa se redistribuye hacia el abdomen. La grasa abdominal parece ser especialmente mala para el corazón. Los estudios han vinculado este problema al infarto, la arterioesclerosis y otros problemas cardiovasculares. Además ha sido asociada a la osteoporosis, demencia, enfermedad de Alzheimer, diabetes tipo 2, cáncer de colon, síndrome metabólico, presión alta, y otros problemas de salud.

Los investigadores han hallado, que las grasas trans, las cuales son las de aceites parcialmente hidrogenados, incrementan la cantidad de grasa en el abdomen redistribuyendo el tejido graso desde otras partes del cuerpo. Las grasas trans se encuentran en la margarina, los pasteles, galletas, caramelos y las comidas fritas.

Muchas opciones de comida rápida son altas en grasa y densas en calorías, y son comidas en grandes porciones, todo lo cual contribuye  al aumento de peso y al incremento de la grasa abdominal cuando son ingeridos con frecuencia. Muchos restaurantes de comida rápida no proveen información nutricional, pero los estudios muestran que cuando está disponible la información, las personas tienden a tomar opciones más bajas en calorías.

El exceso de calorías provenientes del alcohol, bebidas dulces, o porciones muy grandes de comida, pueden incrementar la grasa abdominal. Gramo a gramo, el alcohol tiene casi tantas calorías como la grasa y parece guardar estrecha relación con el aumento de la circunferencia abdominal. En general, cuando tomamos alcohol el hígado está muy ocupado quemando alcohol, y le deja la grasa. Los estudios muestran además que el alcohol puede hacer sentir hambre afectando las hormonas que regulan la saciedad.

De acuerdo a la asociación Americana del corazón, las bebidas azucaradas son la fuente nro 1  de azúcar añadida en la dieta americana. Esto es algo que debemos evitar si deseamos  ayudar con el control de peso y a bajar la grasa abdominal. Esta situación convierte este tipo de bebidas en un contribuyente protagonista de la epidemia de obesidad. Por otra parte, las sodas de dieta no parecen ayudar, los estudios se contradicen sobre los resultados y no existe evidencia conclusiva a si funcionan o no para controlar la ingesta de calorías. Reemplace estas bebidas por agua en una alimentación saludable.

Artículos relacionados: Diabetes tipo 2: Señales de Aviso


En la próxima entrega, voy a desarrollar las opciones que tenemos para controlar la grasa abdominal. Comparta este artículo y envíe sus comentarios y preguntas, usando el espacio adecuado. Así contribuirá con los lectores para conocer más sobre el origen de la grasa que forma los cauchitos. Manténganse saludables.
Gracias por las fotos a : http://www.freedigitalphotos.net/