jueves, 23 de mayo de 2013

Distensión Muscular: Primeros Auxilios



La Distensión Muscular, se presenta cuando un músculo es sometido a un estiramiento exagerado y hay desgarramiento. Esta dolorosa lesión, también llamada "´tirón muscular", puede ser causada por un accidente, uso inadecuado de un músculo o sobrecarga muscular.

Causas. La distensión muscular puede ser causada por:

  • Actividad física o esfuerzo excesivo.
  • Calentamiento inadecuado antes de realizar una actividad física.
  • Flexibilidad deficiente.

Síntomas. Los síntomas de una distensión muscular pueden abarcar:

  • Dolor y dificultad de movimiento del músculo lesionado.
  • Hematomas y cambio de color de la piel.
  • Hinchazón.
Tratamiento de Emergencia
1. Control de la Inflamación y prevención de daño adicional con cuidado
  • Proteja aplicando un vendaje elástico, cabestrillo, o entablillado según el caso.
  • Repose el músculo durante al menos un día.
  • Coloque hielo inmediatamente y continúe  con él por 10 a 15 minutos cada hora.
  • Contenga el músculo con una venda aplicada suavemente.
  • Eleve el área por sobre el nivel del corazón, si es posible durante 24 horas.
2. Controle el Dolor y la Inflamación. Tome una medicina que no requiera prescripción, como aspirina o ibuprofeno (Advil, Motrin). No de aspirinas a menores de 18 años.

3. Seguimiento. Mantenga elevada y con hielo el área cada 3 a 4 horas después del primer día.


4. Cuando Llamar al Médico
  • Inmediatamente si la distensión va acompañada de herida sangrante, aunque sea pequeña.
  • Después de un día o dos , la persona no puede mover o presionar el área afectada
  • La parte afectada está fría, pálida o cambia de color.
  • Hay calambres o adormecimiento
  • La persona necesita orientación de cómo realizar ejercicios  y actividades normales.
Comparta y deje su comentario si considera la entrada útil o desea aportar algún cuidado adicional para quien sufre este tipo de lesión. Manténgase saludable.

Gracias por las fotos a    http://www.freedigitalphotos.net/