martes, 9 de julio de 2013

Dietas Proteínicas 1: Fuentes Animales Directas



¿Perder peso mientras devora carnes, queso y tocineta? ¿Todo sin sentirse hambriento? Los  amantes de la carne, han migrado en masa a los planes de alimentación con alta proteína y bajos carbohidratos. Aunque estas dietas pueden funcionar, Ud. necesita considerar cuidadosamente los riesgos y recompensas antes de decidir si alguna es la correcta para Ud.

 

¿Cuánta Proteína?

La mayoría de las personas obtiene del 12% al 18 % de sus calorías de proteínas. En una dieta alta en proteínas, este valor puede elevarse al 50%. La mayoría de esta proteína extra viene de fuentes animales como carne, huevos y queso. A veces estas dietas restringen los alimentos del tipo cereales, granos, frutas y vegetales. Las investigaciones dicen que estas dietas funcionan para bajar de peso. 

¿Cómo funcionan las dietas proteínicas?

Cuándo Ud. reduce los carbohidratos, pierde peso rápidamente debido a que pierde agua. Luego, sin carbohidratos extra, el cuerpo comienza a quemar su propia grasa, esto se llama Lipólisis. Los productos de esta reacción son cetonas, glicerina y ácidos grasos, la acumulación de los mismos en el cuerpo se llama Cetosis, y su exceso puede causar dolores de cabeza, irritabilidad, náusea, problemas renales y palpitaciones.

¿Son seguras las Dietas Proteínicas?

Los expertos discrepan sobre la seguridad de las dietas proteínicas. Demasiadas carnes grasas y productos lácteos pueden subir el colesterol y arriesgarle a un ataque cardíaco. No comer vegetales y granos le roba a su cuerpo fibra y nutrientes importantes. Pero las dietas proteínicas pueden ayudarle a luchar contra la obesidad. Una opción más moderada, la cual reduzca la grasa pero no elimine muchos carbohidratos, puede funcionar apropiadamente.

Al inicio de su Dieta Proteínica

Sea precavido, los planes de alta proteína mas nutritivos son bajos en grasas e incluyen algunos carbohidratos. Evite los planes extremos, con mucha carne y pocos vegetales y granos. 

Las Carnes Rojas

Nada dice proteína como  un grueso y jugoso bistec, y si elije un corte magro, va a obtener toda la proteína con mucha menos grasa. De hecho, un corte magro de carne como el lomito tiene apenas más grasa que una pechuga de pollo de tamaño similar.


Carnes blancas

Se elige carnes blancas como pollo, pavo y otras aves, va a obtener mucha menos grasa que si elige carnes rojas. Para hacer su comida aún más sana, elimine la piel, la cual está cargada de grasas saturadas. 

Carne de Cerdo

El cerdo ofrece proteína abundante sin demasiada grasa, si sabe cual tipo comprar. Busque  lomo, costillas, chuletas o filete. Finalmente, los cortes disponibles hoy son 31% más magros que hace 20 años.

El Pescado Ofrece Grasas Sanas

El pescado es una opción obvia, tiene proteína y casi siempre bajo en grasa. Aún el pescado más grasoso, como el salmón y el atún, tienen grasas buenas como el omega 3. La mayorías de las dietas no contienen suficiente de este extraordinario alimento que puede reducir el riesgo de cáncer, artritis, y cardiopatías.

En la próxima entrada, vamos a complementar con las fuentes de proteínas derivadas de los animales y las opciones que tenemos entre los vegetales para complementar este tipo de dieta. Comparta y comente lo que le parezca de utilidad. Manténgase saludable.

Gracias por las fotos a: http://www.freedigitalphotos.net/