domingo, 18 de octubre de 2015

Deterioro de la Memoria: ¿Puede entrenar su Cerebro para prevenirlo?

http://www.dilfredoruiz.blogspot.com/InicioLa población del mundo está envejeciendo. Se estima que para el año 2030, el 20% de la población de Norteamérica tendrá más de 65 años. Un reto asociado con este comportamiento de la población mundial es el esperado aumento en la prevalencia del deterioro cognitivo y la demencia. Dado que los éxitos en la identificación de tratamientos para estas condiciones como el mal de Alzheimer es escaso, los investigadores han volcado su atención en prevenirlas. En esta entrada le presentamos un resumen de la opinión del reconocido experto Dr. Erin Abner de la Universidad de Kentuky.


Pruebas con Medicamentos
Las enfermedades que implican el deterioro de la función cerebral, tienen un desarrollo que toma décadas, sin que los pacientes presenten síntomas. Hay investigaciones en etapa clínica basadas en medicamentos que prometen eliminar o reducir las etapas tempranas de la enfermedad para entorpecer su desarrollo.

Los Juegos Antiedad
Por otra parte, productos que ya están en el Mercado, proclaman propiedades de desarrollo, soporte y protección de la función cerebral. Diversas compañías producen juegos en línea que prometen entrenar su cerebro para mejorar la memoria y otros aspectos cognitivos. Con millones de dólares invertidos en esta industria, es claro que la salud del cerebro es un negocio enorme. Para evaluar el potencial de estos productos, el Centro de longevidad de la universidad de Standford y el Instituto Max Planck de Berlín, comisionaron alrededor de 60 neurocientíficos para establecer un consenso respecto a los beneficios pretendidos por las promociones de estos productos. Este grupo concluyó que “las propiedades que se le atribuyen a estos productos mediante la promoción, son con frecuencia exagerados y a veces engañosos” y que “no hay evidencia que estos juegos de entrenamiento del cerebro puedan prevenir el deterioro de la memoria o la demencia”

La Educación y la Demencia
No obstante, existe una fuerte evidencia que el cerebro se ve afectado por las experiencias intelectualmente retadoras. Los logros educacionales son asociados a la reducción de la incidencia de demencia. Más aún, adultos mayores que participaron en actividades mentalmente estimulantes como leer, socializar, tomar clases, hacer trabajo voluntario y jugar juegos, tienen un riesgo de demencia estimado en la mitad del asociado a aquellos que no participaron en dichas actividades.

También hay evidencias de que el entrenamiento intelectual estructurado en adultos mayores, puede resultar en beneficios a largo plazo. Diversos programas han entrenado miles de voluntarios en las áreas de: entrenamiento de la memoria, en razonamiento, velocidad de procesamiento. Luego de diez años, los participantes en todos los grupos tenían un nivel mayor de funcionamiento en las actividades instrumentales e intelectuales de su vida diaria (finanzas, cocina, compras) comparados con los sujetos de control.

Otros estudios han incluido variables como consejo y monitoreo dietético, actividad física aeróbica y de resistencia. Estos individuos mostraron también mejoras significativas de la función cerebral a largo plazo. En conclusión el entrenamiento cognitivo acompañado de modificaciones en el estilo de vida, puede ser una estrategia viable para mejorar o mantener la función cerebral de los adultos mayores. Hasta ahora los juegos en línea mencionados no parecen llenar estos criterios. Sin embargo, esto no significa que el entrenamiento del conocimiento basado en el uso de la computadora nunca va a ser capaz de mejorar la función cerebral. Más bien pareciera que este método no ha alcanzado la cantidad correcta de intensidad y duración. Mientras tanto, para aquellos quienes desean evitar la demencia, es más benéfico un enfoque en mejorar la salud cardiovascular y en la búsqueda de mayores oportunidades para la estimulación mental.

Mi visión de todas estas investigaciones, es que si bien la evidencia favorece a la educación como reductora de la incidencia del deterioro cognitivo, también es verdad que las personas con mayor educación tiene mejor poder adquisitivo y suelen comer alimentos más saludables que su contraparte menos instruida. El diseño de investigación debe separar estas variables que solapan su efecto. Y ¿cuál es su opinión? compártala conmigo, estoy seguro que aprenderemos más.

Entradas Relacionadas:  7 Principios para Prevenir el Mal de Alzheimer
                                        Pérdida de memoria asociada al Alzheimer es revertida por primera vez
                                         Nuevo descubrimiento para retardar el desarrollo del Alzheimer
                                       12 Hábitos para Mantener su Memoria

Abner, Erin. Can be the Brain Trained? The scientist. Mach 23, 2015. http://www.the-scientist.com/?articles.view/articleNo/42522

¿Le resultó valioso este contenido? si es así, escriba un comentario y no se vaya sin compartir ahora mismo, haciendo click en alguno de los botones de las redes sociales a continuación. Aproveche también la información de las actualizaciones y el libro electrónico de regalo en la barra lateral derecha de esta página.

Gracias por la imagen a jennythip de FreeDigitalPhotos.net

Skype: dilfredo.ruiz                        email: druiz695@gmail.com                         Twiter:@dilfre