jueves, 19 de septiembre de 2013

Nutrición Protectora de su Corazón



Para proteger su corazón, necesita controlar el colesterol presente en la sangre. Su cuerpo necesita una pequeña cantidad de colesterol para funcionar apropiadamente, pero podemos obtener demasiado de la grasa saturada y colesterol en nuestra dieta, y ambos elevan los niveles de colesterol malo LDL. El colesterol LDL puede causar depósitos de placa en las arterias, lo cual conduce a las cardiopatías. El colesterol bueno HDL, por otra parte, ayuda a limpiar la sangre de colesterol malo. Ud. desea bajar el LDL y elevar el colesterol HDL, comenzando con la dieta.


Control de su Porción: Use la mano

La mayoría de las personas con sobrepeso come demasiado, se sirven porciones que son hasta el doble de tamaño de lo recomendado para una buena salud; esto contribuye a la ganancia de peso y colesterol altos. Use su mano para controlar con facilidad el tamaño de sus porciones de alimentos: Un servicio de carne o pescado no debe ser mayor del tamaño de la palma de su mano. Uno de frutas o carbohidratos no debe ser mayor al tamaño de su puño, y un servicio de vegetales cocidos o crudos debería coincidir con su mano extendida.


Dele prioridad a la comida sana para el corazón

Cargue su ingesta diaria de frutas y vegetales, de cinco a nueve servicios al día, para ayudar a bajar el colesterol malo LDL. Los antioxidantes de estos alimentos pueden dar este beneficio, o puede ser que cuando comemos más frutas y vegetales, ingerimos menos comida grasosa. De cualquier forma, esto va a ayudar a bajar la presión sanguínea y a mantener un peso saludable. Los alimentos enriquecidos con fitoquímicos, como algunas margarinas, yogurts y otros, también pueden ayudar a bajar el colesterol LDL.

Coma Pescado

Una dieta sana contiene pescado en el menú dos veces a la semana. El pescado es bajo en grasas saturadas y alto en ácidos grasos omega 3, esto ayuda a bajar los triglicéridos, un tipo de grasa en la sangre. El omega 3 puede además ayudar a bajar el colesterol, reduce el crecimiento de placa en las arterias. Elija peces grasos como el salmón, atún, trucha y sardinas. Evite prepararlo muy frito, porque pierde los beneficios a la salud. Más información AQUI.

Comience su día con un Desayuno Saludable

El Desayuno saludable diseñado por el staff científico de Herbalife tiene beneficios que le durarán todo el día. Es una secuencia de limpieza con aloe, activación con té thermojetics y nutrición con batido fórmula 1 y proteína. La fibra, la proteína de soya y los carbohidratos complejos ayudan a hacerle sentir más lleno por más tiempo, por lo que se verá menos tentado a comer en exceso en el almuerzo. Además ayudan a reducir el colesterol malo LDL y es una parte esencial de su estrategia de control de peso. Más información AQUI

Incluya Nueces

Si necesita un bocadillo, un puñado de nueces es una deliciosa alternativa que ayuda a bajar el colesterol. Las nueces son altas en grasa monoinsaturada, lo que baja el colesterol malo LDL y deja intacto el colesterol bueno HDL. Varios estudios han mostrado que aquellas personas que comen alrededor de una onza de nueces al día tienen menor riesgo de cardiopatías. Limite la cantidad al puñado pues son altas en calorías y grasas. Deje las nueces confitadas o cubiertas de chocolate para ocasiones especiales.

Las grasas insaturadas protegen el corazón

La cantidad de grasa necesaria en nuestra dieta oscila entre 25 y 35% de nuestras calorías diarias, pero el tipo de grasa es importante. Las grasas insaturadas como las de los aceites de canola, oliva, y girasol, ayudan a bajar el colesterol malo y ayudan a elevar el colesterol bueno. Las grasas saturadas como las halladas en el aceite de palma y las grasas trans de la grasa animal elevan el colesterol LDL. Aún las grasas buenas tienen calorías, así que ingiéralas con moderación.

Más granos, Menos papas

Usted necesita los carbohidratos para energía, pero algunos tienes mejor resultado en el cuerpo que otros. Los granos enteros, como el arroz integral o la quínoa, pasta de trigo integral, y las vallas tienen más fibra, proteínas y suben menos el nivel de azúcar. Esto ayuda a bajar el colesterol y a sentirse lleno por más tiempo. Otros carbohidratos como los hallados en el arroz blanco, las papas, el pan blanco y las pastas, suben los niveles de azúcar más rápido, lo que lleva a sentir hambre nuevamente más pronto e incrementa el riesgo de comer en exceso.

En la próxima entrada consideraremos los concejos para proteger el corazón que tienen que ver con la actividad y el estilo de vida. Comparta y comente lo que le parezca útil y manténgase saludable.

Imágenes: http://www.freedigitalphotos.net/