miércoles, 4 de septiembre de 2013

Cambios de Paradigma sobre el Cáncer. Primera Parte: Uso de la Quimioterapia



Después de muchos años de tener la quimioterapia como la única manera de tratar  y eliminar el cáncer, el hospital John Hopkins ha empezando a manejar alternativas:


1. Toda persona tiene células cancerígenas. Estas células no se ven en los chequeos regulares  hasta que se han multiplicado en unos millones. Cuando los doctores le dicen a los pacientes de cáncer que no hay células cancerígenas después del tratamiento, solo significa que los chequeos no las detectan porque su población no posee  un tamaño detectable.
 2. Cuando el sistema inmunológico de una persona es fuerte, las células cancerígenas serán destruidas y se prevendrá la multiplicación y la formación de tumores. 
3. Cuando una persona tiene cáncer, esto indica que esa persona tiene muchas deficiencias de nutrición. Esto puede ocurrir por motivos de genética, medio ambiente, alimenticios y por estilo de vida.
 4. Para resolver esas deficiencias de nutrición, el cambiar de dieta e incluir suplementos es imprescindible para reforzar el sistema inmunológico.
 
5. La quimioterapia en realidad envenena las células de cáncer, pero también destruye las células sanas de la médula espinal, así como también las del intestino y eso produce daño en los órganos como el hígado, riñones, corazón y pulmones.

6. La radiación, cuando destruye las células cancerígenas, también quema y daña las células sanas y los órganos, así como también los tejidos.

7. El tratamiento inicial de quimioterapia y radiación muchas veces reduce el tamaño de los tumores, pero un prolongado uso de quimioterapia y radiación no garantiza la destrucción total de los tumores.

8. Cuando el cuerpo tiene muchas toxinas debido a la quimioterapia y la radiación, el sistema inmunológico está comprometido o destruido, por eso las personas pueden sufrir varios tipos de infecciones y complicaciones.

9. La quimioterapia y la radiación puede causar la mutación de las células cancerígenas, ocasionando que se resistan y se haga difícil su destrucción total. La cirugía puede también provocar la invasión de las células a otros órganos.

10. Una manera efectiva de combatir 'el cáncer' es no darle de comer a las células cancerígenas con aquellos alimentos que necesitan para multiplicarse.

Alimentos de las células cancerígenas

a. El Azúcar es un alimento del cáncer, no consumiéndola se corta uno de los más importantes factores de desarrollo de las células cancerígenas. Existen sustitutos del azúcar como sacarina, pero esos están hechos con aspartamo y es muy nocivo. Un mejor sustituto del azúcar es miel de manuka o melaza, pero en pequeñas cantidades.

b. La leche causa al cuerpo la producción de mucus en el tracto digestivo. Las células cancerígenas se alimentan de mucus. Sustituyendo la leche vacuna por leche de soya, las células de cáncer no tienen alimento y por consiguiente mueren.

c. Las células de cáncer maduran en un medio ambiente ácido. Una dieta basada en carne roja es ácida, es mejor comer pescado, y un poco de pollo, en lugar de carne vacuna o cerdo. La carne además tiene hormonas y parásitos que son muy nocivos, especialmente para las personas con cáncer. La carne que no se digiere queda en los intestinos y entra en estado de putrefacción y lleva a la creación de más toxinas.

Gracias a mi amiga Marlene Peña quién me envió este artículo a mi correo recientemente desde USA, ante la importancia del mismo no dudé en prepararlo para los amigos del club de nutrición y ahora para la audiencia de mi blog. No se  pierdan la segunda parte donde vamos a considerar las soluciones para el cáncer. Compartan y comenten lo que les parezca de utilidad. Manténganse saludables.
 Gracias por las fotos a http://www.freedigitalphotos.net/