domingo, 13 de abril de 2014

Menopausia y Aumento de Peso


Debido a la evidencia cotidiana, puede resultar lógico concluir que el aumento de peso corporal está asociado a la menopausia. De hecho, alrededor del 30% de las mujeres entre los 50 y 60 años tienden a ser obesas. A continuación verá lo que necesita saber acerca de los riesgos asociados al aumento de peso después de la menopausia y su prevención.


Riesgos Asociados
Muchos de los riesgos del aumento de peso son bien conocidos: Hipertensión, cardiopatías y diabetes para mencionar los principales. El exceso de grasa en la línea media incrementa aún más estos riesgos y es común luego de la menopausia debido al efecto acumulativo de los malos hábitos nutricionales. Si tiene una circunferencia abdominal mayor a 89 cm, es el momento de tomar acción para revertir esta peligrosa tendencia. 

Factores Relacionados
El estrógeno y su impacto. En estudios con animales, el estrógeno ayudó a regular en peso corporal. Con niveles de estrógeno bajos, los animales del estudio tienden a comer más y a ser menos activos físicamente. El estrógeno reducido puede bajar la rata metabólica, que es la velocidad a la cual el cuerpo convierte la energía almacenada en trabajo físico. Es muy posible que ocurra lo mismo en las mujeres, ya que los niveles de estrógeno bajan después de la menopausia. De hecho, la evidencia sugiere que esta hormona incrementa la rata metabólica en reposo. Esto podría ayudar a retardar la ganancia de peso. La baja de estrógeno puede además causar que el cuerpo use los almidones y la glucosa con menor efectividad (resistencia a la insulina), lo que incrementa el almacenamiento de grasa haciendo más difícil la reducción de peso.

Factores relativos a la edad. Con la edad, muchos otros cambios pueden ocurrir que contribuyen también con el aumento de peso. Por ejemplo:
  • Menor gusto por el ejercicio. De hecho, 60% de los adultos no son suficientemente activos a medida que se incrementa su edad.
  • Pérdida de la masa muscular, lo cual reduce su tasa metabólica en reposo, reforzando la tendencia a ganar peso.
  • Decaimiento de la capacidad aeróbica. Esta es la velocidad a la cual utiliza la energía durante el ejercicio. Para usar la misma cantidad de energía que en el pasado y lograr pérdida de Kilos, puede ser necesario un aumento de la cantidad de tiempo y la intensidad empleadas ejercitándose.

La Sinergia del Ejercicio y la Nutrición Saludable


El ejercicio efectivo y la nutrición saludable combinados adecuadamente tienen un efecto sinergético (se obtiene más de su combinación que de los factores por separado) en los niveles de grasa del cuerpo. Mientras más activo sea y controle su ingesta calórica, menor será su tendencia a aumentar de peso. Las personas que participan en actividades aeróbicas a diario durante 10 o más minutos tienen en promedio 15 cm menos en la circunferencia abdominal comparado con personas que no se ejercitan. Por último, ejercitarse mientras está en el proceso de bajar de peso, así como también luego de haberlo perdido, puede ser crítico para el mantenimiento del logro.

Agradeceré sus comentarios abajo y comparta a su alrededor lo que le parezca de utilidad. Manténgase saludable.

 Gracias por las fotos a: http://www.freedigitalphotos.net/