domingo, 23 de febrero de 2014

Ahorre y Nútrase: Principios



La proporción de su dinero que invierte en alimentos, es cada día mayor. Pudiera Ud. culpar a la inflación o a la especulación, pero todo se resume en que debe hallar formas inteligentes de ahorrar. En las siguientes tres entradas vamos a considerar las estrategias y los consejos de los expertos para bajar los costos de abastecimiento sin sacrificar la nutrición.


 Planifique
Haga un inventario de lo que tiene en casa para evitar comprar de más. Haga una lista de compras detallada basada en sus necesidades y su menú semanal, tome también en cuenta cómo va a usar lo sobrante. Tome un bocadillo ligero antes de ir de compras y apéguese a la lista para evitar comprar por impulsos. Antes de planificar su menú semanal, revise las ofertas en la lista del supermercado. Comprar “lo que le provoca” le puede traer costosas consecuencias.

Las Opciones Saludables son más Económicas
Comer alimentos saludables puede realmente ahorrarle dinero. Los investigadores hallaron que cuando las familias optan por hábitos alimentarios de pérdida de peso, no solamente logran este objetivo sino que también reducen su factura de alimentación. Los ahorros vienen de reducir el tamaño de las raciones y por comprar menos alimentos de altas calorías. Las personas que no conocen este principio tienden a gastar mucho en estos alimentos que añaden calorías con poco valor nutricional como las gaseosas, panadería, y chucherías. Puede obtener más por su dinero, si considera el valor nutricional del alimento para el precio. Por ejemplo, las gaseosas y las bebidas saborizadas le dan sólo calorías vacías y podrían ser sustituidas fácilmente por agua con un toque de un jugo de fruta puro.

Compare los precios de los alimentos basado en el número de servicios que puede obtener de una presentación determinada. Por ejemplo, un frasco de duraznos de 500 gramos rinde para cuatro o cinco raciones, por lo que al dividir el costo por ración resulta ser bastante razonable. El alimento ideal es denso en nutrientes más no denso en calorías, y la presentación menos costosa puede ser fresca, seca, congelada o enlatada.
 
¿Y si algo dulce se le antoja?
Dígale “paso” a las galletas y pasteles densos en calorías, en su lugar, opte por la fruta de la estación. La fruta es naturalmente energizante, libre de grasa, alta en nutrientes y fibra. Busque las ofertas de helado ligero o yogurt descremado para disfrutar con su fruta  de un postre ligero, delicioso y libre de grasa.

En la próxima entrada voy a considerar las estrategias adecuadas para nutrirse y ahorrar al mismo tiempo. Comparta lo que le sea de utilidad y comente sus propios principios de ahorro y nutrición. Manténgase saludable.


Gracias por las fotos a: http://www.freedigitalphotos.net/