viernes, 6 de febrero de 2015

¿Cuántas comidas al día favorece perder peso?

Probablemente Ud. ya ha escuchado que comer pequeñas comidas a lo largo del día, es la manera de ganar la batalla contra el sobrepeso. El principio es que comer poco y seguido, acelera el metabolismo, controla el hambre y el azúcar en la sangre. Resultado final: Come menos, excepto que puede no funcionar de esta manera.




Varios estudios científicos han arrojado resultados concluyentes en cuanto a que el  número de comidas al día no es lo que más influencia tiene en el control de peso para dietas bajas en calorías. Estos estudios concluyen en cambio que la cantidad total de calorías ingeridas al día tiene la mayor importancia para el control de peso. Si desea comer con más frecuencia, puede hacerlo siempre que mantenga el control sobre el total de calorías.


Ventajas de comer más de 3 veces al día.
Los expertos dicen que en lugar de acelerar el metabolismo, comer seguido puede ayudar de otras maneras. Mientras mayor es el tiempo entre comidas, más hambre da y entonces hay más probabilidades de comer en exceso. Luego de 3 horas sin comer, el azúcar en la sangre comienza a decaer, a las 4 horas su cuerpo ha digerido todo lo que le ha dado. Una vez que alcanzamos la línea de las 5 horas sin comer el azúcar en la sangre escasea y el cuerpo da la señal de hambre.

Este comportamiento es lo que hace al Desayuno tan importante. Luego de  7-8 horas de dormir sin comer, el cuerpo necesita energía. La gente que desayuna tiende a pesar menos que quienes no lo hacen.  También pueden resistirse más a los antojos y la ansiedad, lo que mejora la elección correcta de las comidas. Si comienza su día con el desayuno rico en proteínas y come luego cada 3 o 4 horas, proveerá a su cuerpo de un suministro estable de nutrientes que previene el exceso de consumo a la hora de comer.

Cómo merendar correctamente
El riesgo a evitar en la ruta de comer varias meriendas al día, es el de comer en exceso. La estrategia más simple es la de mezclar el control de las raciones con proteína y fibra para mantenerse lleno. Incluya meriendas ricas en nutrientes como las siguientes:

    Frutas frescas con queso de baja grasa.
    Un batido Herbalife de proteína de soya
    Galletas integrales con queso baja grasa o mantequilla de maní
    1/4 taza de nueces mixtas sin sal, frutas secas, y granola
    1 taza de avena con bayas frescas

Evite la comida chatarra, ya que facilita los excesos (comida procesada, carbohidratos refinados, bebidas azucaradas). Prefiera en su lugar proteína y carbohidratos altos en fibra. Si tiene problemas para controlar el tamaño de las porciones, o no tiene tiempo de preparar meriendas saludables, puede que sea mejor para Ud. el plan tradicional de las tres comidas al día. En conclusión, el número de comidas diarias no importa tanto como la cantidad de comida que ingiere. Llene su plato de frutas, vegetales y granos enteros, además de fuentes sanas de proteínas. Comparta y comente que la calidad de los alimentos, las calorías y el control de las porciones hacen la diferencia al final. Manténgase saludable