domingo, 6 de julio de 2014

Cuando Postergar las Cosas es un Problema



La palabra Procrastinación es larga en sí y además prolonga las cosas que debemos lograr ya que significa dejar para después, también se le ha llamado jocosamente “mañanitis” o “cuando pueda lo hago". Todos postergamos cosas a veces, y no es un problema. Puede Ud. posponer una reunión debido a un conflicto de agenda, o para tener más tiempo para la preparación. Postergar se convierte en un problema solamente cuando impacta sus relaciones personales o le impide hacer su trabajo. Alrededor de uno en cinco adultos, tiene un problema de procastinación.


¿Por Qué Postergamos?

Las cosas que postergamos, las consideramos aburridas, difíciles, consumidoras de tiempo, o porque tienen poca importancia para nosotros. También puede ser que nos preocupe que los resultados no vayan a ser perfectos. Cuando Ud. evita lo que parece ser poco placentero, se obtiene una falsa recompensa que dura poco. El asunto evitado aún está presionando sobre Ud. y eso causa culpa y estrés.

Las causas profundas de la procastinación tienen que ver con la conducta humana. Tendemos a ver las cosas difusas en el futuro. Los riesgos de no hacer algo o la recompensa de lograr lo que se quiere se ven menos reales también. Postergar las cosas es un hábito difícil del romper, tendemos a hacer lo que es fácil, en este caso postergamos hacer algo que no hallamos placentero. 

Cómo romper con el hábito de postergar:
  • Sea Concreto. No diga simplemente: hare el reporte en la mañana. Diga voy a concretar los tres puntos principales del reporte mientras desayuno antes de mirar los correos.
  • Sea realista con su tiempo. Tendemos a ser optimistas acerca del futuro y a pensar que obtendremos más de lo que hacemos. La realidad es que hay una pérdida de esfuerzo: cuando hacemos poco esfuerzo no obtenemos resultados, y por ende para obtener resultados excelentes, debemos hacer esfuerzos extraordinarios. Sea preciso e incluya los detalles cotidianos para que tenga un sentido real del tiempo que tiene.
  • Evite las distracciones. Corte todas las cosas que puedan distraerlo del objetivo. Las redes sociales y chatear, toman poco esfuerzo y le dan mucha recompensa emocional, pero consumen mucho tiempo. Colóquelos como recompensas después de terminar sus tareas.
  • Acepte y comprenda que el tiempo es parte de las tareas y que no debe dejar ir las oportunidades. el solo hecho de arrancar, aún en la forma más pequeña, crea progreso y momentum. Este sentido de progreso creará un círculo virtuoso.
  • Comience con las cosas difíciles. Ud. resistirá mejor las cosas que requieren mayor concentración cuando las incluya en el arranque.
  • Concéntrese en el logro. Piense acerca de lo bien que se sentirá lograr la meta.
  • Organícese. Establezca un plan para hacer pequeños progresos todos los días. Divida las grandes metas en metas más pequeñas. Siempre debe saber que hará esta semana y la siguiente que tenga que ver con esas metas.
  • Prémie sus esfuerzos.  Premise ud mismo por dar los primeros pasos. Asegúrese que sus esfuerzos son suficientes y mejores que postergar las cosas.

Comparta y comente sus propias experiencias con el hábito de postergar las cosas. Adopte el hábito de planificar y lograr, así entre muchas cosas tendrá una vida con mucho menos estrés. Manténgase saludable.