domingo, 30 de noviembre de 2014

Pérdida de la Audición: Causas Externas



Las ondas sonoras entran por el oído externo y atraviesan el canal de aire. Esto causa la vibración del tímpano y la cadena de huesecillos en el oído medio. Estas vibraciones son transmitidas al fluído en la cóclea del oído interno donde vellosidades microscópicas envían la señal nerviosa al cerebro donde el sonido es entendido. El daño a cualquiera de estas partes o el bloqueo de la vía de transmisión, causa pérdida de la audición. Alrededor del 20% de los adultos americanos tiene algún grado de esta discapacidad. En esta entrada y la siguiente vamos a considerar las causas más importantes de este problema.


Exposición continuada al Ruido
La exposición prolongada a ruidos molestos puede causar la pérdida más o menos duradera  de la audición. Una causa común es el ruido en el trabajo, como el de la maquinaria. Objetos como las motos y las herramientas  eléctricas o neumáticas pueden dañar el oído con el tiempo. Evite y tome descansos de actividades ruidosas. Use tapones  o protectores para los oídos que ajusten bien.

Ruidos Explosivos

Fuegos artificiales, disparos de arma de fuego y otras explosions crean ondas sonoras ponderosas, pueden causar la rotura del tímpano o daño al oído interno. A esto se le llama trauma acústico. El resultado es inmediato y puede resultar en daño permanente y pérdida de la audición.

Conciertos, Ruidos Estridentes y Tinnitus

Se denomina tinnitus al ruido subjetivo remanente después de la exposición a un nivel de ruido intenso, como el de un concierto estridente. La coversación normal tiene un nivel de 60 decibeles, los decibeles son una escala utilizada para medir la intensidad del sonido. El promedio del nivel de ruido en un concierto de rock es de 110, lo suficiente como para causar daño permanente con una exposición de 15 minutos. El daño al oído puede ocurrir con una exposición prolongada de cualquier ruido por encima de 85 decibeles. El tinnitus puede durar desde unas horas hasta ser permanente. Para prevenir el daño al oído, use tapones y limite su exposición al ruido.

Audífonos

Si usas audífonos y otras personas pueden oír lo que escuchas, es probable que debas bajar el volumen. Esta es otra causa que puede dar ocasión a daños permanentes en la audición. El riesgo aumenta con el volumen y el tiempo de exposición.

Golpes y Cambios de Presión

Los golpes en la cabeza pueden dislocar la cadena de huesesillos o causar daños al nervio auditivo. Repentinos cambios de presión como los que ocurren al volar o bucear tienen el potencial de dañar cualquier parte del aparato auditivo. El tímpano por lo general cicatriza en pocas semanas, para daños más severos del oído medio o el interno se podría necesitar cirugía. Es por ello que introducir isopos u otros objetos para limpiar el oído es mala idea, ya que puede ocasionar daños permanentes al tímpano.

Medicamentos

Algunos medicamentos pueden causar la pérdida de la audición como daño colateral. Esto incluye antibióticos y drogas contra el cáncer. Con frecuencia se monitorea la audición durante tratamientos con tales medicamentos. Sin embargo, algún grado de pérdida puede ser permanente. El uso regular de aspirina y acetaminofén puede incrementar el riesgo de pérdida de la audición. En algunos casos estos efectos colaterales cesan al parar de tomar el medicamento.


Comparta y comente estas causas externas de pérdida de la audición. En la próxima entrada veremos las causas internas a nuestro cuerpo. Manténgase saludable.

Fotos cortesía de Freedigitalphotos.com