martes, 30 de abril de 2013

Nuestra Dulce Adicción



Te da una descarga de placer, juega con tu mente, y siempre te deja queriendo más. Además, ahora los investigadores llaman la atención de los gobiernos para que regulen esta substancia. No hablamos de una droga prohibida, es sobre el azúcar.

Los investigadores señalan estudios que muestran que mucho azúcar, no solamente engorda,  sino que además hace estragos en nuestro hígado,  afecta el metabolismo, deteriora la función cerebral, y puede hacernos susceptibles a ataques al corazón, diabetes y hasta cáncer. A pesar de esto,  muy pocos países han tomado medidas (hay mucho lobby en pro del negocio del Azúcar), y los expertos dicen que hacer advertencias es insuficiente, especialmente cuando el 80% de nuestras elecciones de comida contienen azúcar.

Sin embargo, luego del impacto de oír estas noticias, muchos de nosotros nos encogemos de  hombros y volvemos a nuestro pedazo de torta. De hecho la mayoría de las personas entre 20 y 30 años están sufriendo los efectos de comer mucho azúcar sin percatarse de ello. A continuación los problemas más comunes inducidos por el azúcar, como vencerlos para prevenir el daño a largo plazo y como sentirse lo mejor posible ahora mismo

COMER POR STRESS. Para activarte, puedes sentir urgencia de engullir algunos caramelos, pero la compulsión va más allá. Para examinar la influencia que el azúcar puede ejercer sobre nosotros, los investigadores han llevado a cabo escaneos del cerebro en sujetos mientras comen algo dulce. Lo que han visto se parece a lo que ocurre en la mente de un drogadicto: cuando prueban azúcar, sus cerebros se activan en las mismas regiones que un trago de ginebra activa a un alcohólico. La dopamina (hormona del placer) se va al máximo y refuerza el deseo por más (además estimula la hormona calmante serotonina).
SOLUCION. Un caramelo de vez en cuando (dos a la semana) está bien, pero la mayoría de los días opte por el té verde y un batido de proteína de soya. El té alivia la ansiedad y el dulce del batido es suficiente para liberar las hormonas mencionadas.

AUMENTO DE PESO INEXPLICABLE. Nos mantenemos lejos de la comida chatarra. Pero el azúcar es el saboteador secreto de nuestro objetivo de peso. Cuando el páncreas detecta azúcar, libera insulina, lo que causa que las células del hígado, los músculos, y el tejido graso tomen glucosa de la sangre almacenándola como glicógeno para energía. Comer mucho de una vez causa un pico de insulina, entonces cuando el nivel cae nos sentimos cansados, consecuencia: buscamos algo de comer para espabilarnos. Los azúcares falsos no ayudan porque satisfacen al cerebro solamente en cuanto al deseo pero no disparan las hormonas de la saciedad como lo hace el azúcar real, quedamos entonces inclinados a consumir más calorías y susceptibles al aumento descontrolado del peso.
SOLUCION. Calme los antojos por dulce con frutas (la fibra ayuda a mantener la insulina en orden) y sustituya la gaseosa de dieta por agua. Si tienes que ser indulgente, ve por tu bocadillo dulce con azúcar real, y coma lentamente. Añada fruta al yogurt para sentirse más lleno y prevenir una crisis.


LAPSUS MENTAL ¿En blanco en medio de una reunión? Resultados de una investigación de la UCLA, sugieren que el azúcar forma radicales libres en la membrana del cerebro y compromete la habilidad de las células nerviosas para comunicarse. Esto puede tener repercusiones en lo bien que recordamos instrucciones, procesamos ideas y manejamos nuestros estados de ánimo.
 SOLUCIÓN. Mantenernos en el límite de 40 g de azúcar añadida al día. Lea las etiquetas y la información nutricional disponible en las cadenas de comida: Un café grande con leche y un dulce con crema pastelera exceden este máximo fácilmente. Una opción más inteligente: café negro con base de yogurt con arándanos y nueces, endulzado con miel.

ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL. El azúcar causa envejecimiento prematuro, tal como los cigarrillos y los rayos UV. Con la piel joven (menos de 35 años), cuando las estructuras de colágeno de la piel se rompen debido a elongación física o la exposición a radicales libres y al sol directo, las células se autoreparan. Pero cuando el azúcar llega hasta la piel, sus componentes causan la interconexión de los amino-ácido cercanos. Estas conexiones traban el mecanismo de reparación y con el tiempo, le dejan con arrugas prematuras.
SOLUCIÓN. Una vez que las conexiones se forman, no se pueden deshacer, por lo que debe mantener la ingesta de azúcar tan cerca de cero como se pueda. Es el enemigo, evite las gaseosas y los postres procesados y cambie el azúcar por la canela, el clavo, el ajo, el orégano y el jengibre (retardan la formación de las interconexiones).  

ENTRENAMIENTO FLOJO. Los músculos necesitan azúcar como combustible, también los carbohidratos (que se trasforman en glucosa), pueden impulsar tu ejercicio de la mañana. Pero las frutas o los bocadillos procesados que contienen edulcorantes naturales, solamente contienen fructosa, la cual es metabolizada en el hígado y no en los músculos. Resultado: decaimiento, aún trotando. 
SOLUCIÓN. Un bocadillo procesado con glucosa con 4 a 8 g de fructosa (mejora la absorción de la glucosa). Tomar bebidas deportivas como Lift Off o batido de proteína de soya y un surtido con frutos secos una hora antes de su entrenamiento.

Hey espero que estas cinco recomendaciones le ayuden a manejar su adicción por el sabor dulce, si alguno tiene comentarios y observaciones, siéntase libre de publicarlos acá en el espacio apropiado. Responderé sus preguntas con gusto. Mantengase saludables.

Gracias por las fotos a : http://www.freedigitalphotos.net/