viernes, 24 de abril de 2015

La Nutrición para Vivir más

Cortesía de zole4

La dieta mediterránea incorpora aceite de oliva, pescado, vegetales, granos enteros y ocasionalmente un vaso de vino en sus comidas. En lugar de sal, usan especias y hierbas para darle sabor a sus alimentos. Esta dieta puede extender la expectativa de vida, ya que es de gran ayuda en el control de peso, es beneficiosa para la salud del corazón, reduce el riesgo de deterioro de la memoria y protege de ciertos tipos de cáncer. Vamos a considerar en esta entrada sus elementos más resaltantes.

Los Antioxidantes y el Envejecimiento
Comer alimentos ricos en antioxidantes, ayuda a combatir los radicales libres, que son moléculas inestables de oxígeno que contribuyen con el proceso de envejecimiento. Pueden hallarse en los vegetales de colores fuertes y frutas como las fresas, arándanos y moras. Para una dieta balanceada y reducir el riesgo de desarrollar cáncer y enfermedad del corazón, ingiera de cinco a nueve raciones de fruta y vegetales todos los días.

Beneficios del aceite de oliva
El aceite de oliva es una grasa monoinsaturada que puede ayudar a mantener su memoria. Un compuesto de la versión extravirgen llamado oleocantol es un antiinflamatorio natural. Un estudio hecho sobre hombres mostró que el aceite de oliva extravirgen incrementa el colesterol bueno o HDL, que limpia de grasas las paredes de las arterias y evita la condición llamada arterioesclerosis.

El pescado es la comida del cerebro

Cortesía de Artur84
Incluya en sus ensaladas atún o salmón en lugar de pollo. El pescado es bien llamado, alimento del cerebro debido a los ácidos grasos DHA y EPA que son importantes para el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso. Comer pescado una o dos veces por semana, reduce el riesgo de demencia. Las grasas omega 3 halladas en los pescados grasos pueden bajar el colesterol y los triglicéridos. Además ayudan a curar la inflamación que lleva a la arterioesclerosis.

Los granos por su fibra
Añada granos ricos en fibra a su dieta tres o cuatro veces a la semana. La fibra ayuda a bajar la presión sanguínea, reduce el colesterol, previene el estreñimiento y ayuda a la digestión. Por la sensación de llenura que proporciona, la fibra puede ayudarle además a perder peso. Use granos en ensaladas y en las sopas en lugar de la carne. Los granos contienen carbohidratos complejos que ayudan a regular los niveles de glucosa, lo cual es importante para las personas con diabetes

El valor de comer hortalizas
Las hortalizas contienen fibra, fitonutrientes y cantidad de vitaminas y minerales capaces de protegerle de las enfermedades. Las de hoja verde oscura, contienen vitamina K para huesos fuertes. La batata y las zanahorias contienen vitamina A, que ayuda a mantener saludables los ojos y la piel y protegen de infecciones. Los estudios sugieren que el tomate y sus productos derivados, pueden prevenir el cáncer de próstata.

Nutrición en las nueces
Las nueces contienen proteínas libres de colesterol y nutrientes esenciales. Las almendras son ricas en vitamina E, un antioxidante que protege el cuerpo del daño celular y ayuda a fortalecer el sistema inmune. Las grasas insaturadas de las nueces pueden reducir el colesterol malo y elevar el bueno. Pero deben ser ingeridas en moderación ya que no son libres de grasa.

Que aportan los lácteos
La leche contiene vitamina D que ayuda a mejorar la absorción de calcio. Esto es especialmente importante para la salud de los huesos. Esta vitamina también ayuda a reducir el riesgo de cáncer de colon, pecho y próstata. Coma yogurt con cultivos vivos para ayudar a la digestión.

Salud con cereales integrales
Comer cereales integrales reduce el riesgo de ciertos tipos de cáncer, diabetes tipo 2 y la enfermedad cardíaca. Elija pastas y arroz marrón en lugar de los refinados. Añada cebada en las sopas y avena a las arepas y panquecas. La fibra de los cereales integrales ayuda a prevenir problemas digestivos como el estreñimiento y la diverticulitis.

Importacia del control del peso
Cortesía de stockimages
Deshacerse del sobrepeso le quita presión a las articulaciones, menos presión a su corazón y puede reducir su riesgo frente a ciertos tipos de cáncer. Es más difícil de lograr cuando pierdes masa muscular con la edad, seleccione proteínas magras de carne, atún o granos. Incluya vegetales, cereales y frutas. Haga ejercicios de resistencia en su rutina de ejercicios y suplemente con batido de proteínas si es necesario.





Con frecuencia los adultos mayores (más de 60), hallan dificultad en mantener su peso saludable. El peso bajo crea dificultades a la hora de recuperarse de una lesión o una enfermedad. Es por ello que estas personas deben comer tres veces al día con meriendas sanas entre ellas, tomar leche entera en lugar de descremada limitando la grasa saturada total para evitar el colesterol alto. Coma el alimento más calórico en su comida en primer lugar y use suplementos alimenticios para alcanzar y mantener el peso saludable.

Comparta a su alrededor y comente si desea añadir valor a la información presentada. Manténgase saludable. Las fotos son por cortesía de FreeDigitalPhotos.net.